La Historia de la danza estudia la evolución de la danza a través del tiempo. Desde la prehistoria el ser humano ha tenido la necesidad de comunicarse corporalmente, con movimientos que expresaban sentimientos y estados de ánimo. Estos primeros movimientos ritmicos sirvieron igualmente para ritualizar acontecimientos importantes (nacimientos, defunciones, bodas). En principio, la danza tenía un componente ritual celebrada en ceremonias de fecundidad caza o guerra, o de diversa índole religiosa donde la propia respiracion y los latidos del corazon sirvieron para otorgar una primera cadencia a la danza.